Retos en la alimentación

Los problemas de alimentación son comunes en los niños dentro del espectro de autismo y otros trastornos del desarrollo. Comer puede ser estresante para los niños y sus familias. Entender las conductas y ayudar a su hijo a resolver sus desafíos a la hora de comer puede ser un proceso largo y lento pero será efectivo para obtener buena salud y mejorar la flexibilidad con los alimentos. Aumentando así su inventario de alimentos e ingesta de calorías. 

¿Cuáles son las posibles causas de los problemas de alimentación existentes? 

  • Dificultades de procesamiento sensorial 
  • Trastornos del desarrollo/ conductuales 
  • Enfermedades intestinales; reflujo ácido, estreñimiento, malestar estomacal relacionado a medicamentos ingeridos habitualmente, cólicos intestinales, alergias a alimentos entre otros. 
  • Problemas oromotores que perjudican la deglución 

Recomendaciones para comenzar a reducir los retos a la hora de comer

  • Crear un registro de lo que su hijo come, cuánto come, cuales alimentos rechaza, y las conductas observables a la hora de comer por al menos 1 semana. Esta información será de valor para el especialista que le estará asistiendo en el proceso, ya que le permitirá identificar las posibles causas y soluciones. 
  • Establezca un horario y rutina de alimentación. El mantener el mismo lugar, hora y rutina, ayudará a su hijo a saber qué pasará durante la hora de la comida y lo que usted quiere que haga durante las comidas.
  • Siéntelo en una silla cómoda y firme. Mantener una postura adecuada con estabilidad firme reducirá distracciones y le proveerá seguridad a la hora de comer. 
  • Limite el tiempo de comer de 15-30 minutos (meriendas y comidas).
  • Minimice las distracciones. Alimente a su hijo cuando esté alerta y atento, reduzca la exposición a dispositivos electrónicos y juguetes. 
  • Involucre a su hijo en la compra y confección de alimentos en la medida que sea posible. 
  • Premie las conductas positivas e ignore las conductas negativas.
  • Recuerde la regla del 3, al introducir alimentos nuevos coloque en el plato 2 alimentos que le gusten y 1 alimento nuevo. No necesariamente tiene que probarlo pero si aceptarlo en el plato o cerca en otro recipiente. Lo ideal es ofrecer un alimento particular no más de una vez cada dos días. También es importante mantener una gran variedad de alimentos en su dieta y rotarlos cada semana. Presente los nuevos alimentos en bocados pequeños de forma divertida o familiar. 

Para algunos niños mantenerse sentados y atentos en una tarea puede ser un reto debido a su nivel de actividad elevado. El crear una rutina de estimulación antes y durante el periodo de alimentación podría reducir los comportamientos desafiantes durante las comidas. Por ejemplo 5 minutos antes de sentarse a comer podrían tener una actividad física que incluya; saltar, correr, salir a dar un paseo o bailar. Durante el periodo de alimentación puede incluir música relajante, aromaterapia y compresiones/ masajes de extremidades. Suaves presiones en los hombros, codos, manos y piernas tienen efectos relajantes que organizan su sistema neurológico y propiocepción.

Puede consultar médicos y especialistas tales como; Pediatra, Patólogo del Habla-Lenguaje, Gastroenterólogo, Psicólogo, Terapista Ocupacional, Nutricionista, Especialista de conducta para más recomendaciones, evaluaciones y terapias. 

Referencia: https://www.autismspeaks.org/

Retos en la alimentación

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top
wpChatIcon